¿Sabía que un remedio para las náuseas genera el 90% de las regalías que recibe la Universidad de São Paulo?

Portal UOL | 19/08/2019
19/08/2019 - Muchas personas piensan que las investigaciones que se realizan dentro de las universidades públicas del país no tienen utilidad práctica. Pues bien sepa que una de ellas, realizada en la USP (Universidad de São Paulo), encontró la "solución" para las náuseas y los vómitos y generó un retorno de cerca de R$ 10 millones en los últimos 13 años.

¿Ha oído hablar del medicamento Vonau Flash? Se trata de una patente de la Universidad de São Paulo, otorgada el año pasado, que representa la mayor fuente de ingresos en concepto de regalías (cantidad recibida por los derechos de comercialización de un producto) de la universidad hasta el momento: alrededor del 90 % del total.

Así lo explica el profesor Marcos Martins, coordinador de la Agencia de Innovación de la Universidad, Auspin. Es decir, el resultado de una sola búsqueda genera más dinero que todas las patentes de propiedad de la USP entera.

Actualmente, la universidad cuenta con 1.299 patentes que involucran tecnologías y/o productos desarrollados por diferentes departamentos. Datos de Auspin muestran que en 2018 los ingresos por regalías de todas las patentes con contratos de explotación alcanzaron los R$ 3,44 millones. El medicamento Vonau fue el que lideró este monto.


¿Por qué Vonau se ha convertido en un éxito para la USP?

El éxito financiero de Vonau Flash se debe a dos características llamativas: el medicamento no provoca sueño y se disuelve en la boca. De esta manera, la absorción es más rápida que las píldoras que debemos tragar, afirma el profesor Humberto Gomes Ferraz, farmacéutico responsable del desarrollo del medicamento.

La investigación de lo que se convertiría en Vonau Flash comenzó hace casi 15 años y contó con el apoyo financiero de Biolab Farmacêutica, organización que posee parte de la patente y los derechos exclusivos de comercialización de Vonau.

"Sabíamos que Brasil tenía una demanda de un medicamento para las náuseas y los vómitos que se disolviera en la boca y que la tecnología de producción fuera mucho más barata que la utilizada en el extranjero. Por eso fuimos tras de la universidad", recuerda Dante Alário Júnior, presidente técnico-científico de Biolab. Las cifras invertidas en la investigación de Vonau Flash no fueron reveladas.

Los profesionales explican que la innovación patentada implicó la mejora de una sustancia ya existente (el ondansetrón) como medicamento y el uso de una tecnología más barata para su formulación.

El problema con algunos medicamentos para los vómitos y las náuseas es que cuando uno toma el producto por vía oral, el líquido que ingiere puede provocar aún más reacciones. En ese caso, es común que uno lo tome y después vomite. Entonces el remedio no puede surtir efecto. Vonau también actúa más rápido


Facturación de más de R$ 135 millones para la empresa

El contrato entre la USP y Biolab se firmó en 2005. Al año siguiente, después de que el medicamento fuera autorizado por ANVISA (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria), ya comenzó a dar sus frutos para la institución y para la empresa. Un porcentaje fijo (no detallado) de cada caja del medicamento vendida se transfiere a la universidad.

Según Biolab, en 2018 la facturación de la empresa con Vonau Flash fue de R$ 135 millones. La expectativa para 2019 es que el flujo esté entre R$ 160 a R$ 165 millones solo con el producto desarrollado por la USP. "Este año debo pagar más o menos entre R$ 3,5 a R$ 4 millones solo por Vonau Flash", dice Alário Júnior, lo que daría alrededor del 2,5 % de la facturación total.

En la investigación no hay milagros. Necesitamos buscar inversiones. Las asociaciones son fundamentales para ambas partes. La universidad es socia de innovación. No soporto ver la producción de conocimiento que se desarrolla aquí y no llega a la sociedad por falta de recursos.

En medio de los recortes presupuestarios en las universidades públicas brasileñas, el profesor Ferraz refuerza que iniciativas como las de la patente pueden ser una alternativa importante para el control presupuestario. Además de las cifras que se invierten en el propio laboratorio, se pueden dirigir los recursos recibidos a equipos, al pago de becarios y a otras investigaciones que son costosas para la institución. "Creo que la asociación entre la universidad y las empresas podría (y debería) ser mucho mayor de lo que es hoy en día.

Creo que todos ganarían con ello, ya que las empresas obtendrían especialistas que los ayudarían a desarrollar soluciones, procesos y productos. Mientras que la universidad tendría problemas que deben ser resueltos y fuentes de financiamiento para resolverlos", concluye Martins.


¿Cómo funciona la división de las regalías?

Según el acuerdo cerrado con la USP, el monto recaudado se paga a la Rectoría (departamento de finanzas). A continuación, se divide entre:

USP en general
Agencia de Innovación de la universidad
Facultad de Ciencias Farmacéuticas
Deinfar (Laboratorio de Desarrollo e Innovación Farmacotécnica)
Inventor de la patente (investigador responsable)
 

El porcentaje de cada uno no se detalló

Según las normas vigentes en Brasil, la USP tendrá hasta 2028 para aprovechar los ingresos generados por la venta del medicamento. El acuerdo con Biolab prevé que después de ello se reducirá el porcentaje de la transferencia.

A pesar de haberse convertido en un producto de grandes ganancias para la universidad, Ferraz critica la demora en la concesión de la patente. El depósito de la innovación se realizó en 2005 y no fue sino hasta marzo de 2018 cuando se autorizó el derecho de USP y Biolab sobre la misma. "Fueron más de 13 años. Es mucho tiempo y, lamentablemente, esto se ha convertido en rutina en Brasil."

La comercialización del medicamento contó hasta ahora con la seguridad de la "expectativa de derecho". Imagine que tiene un producto bajo análisis que debe ser patentado. Si alguien comienza a usarlo durante este proceso, usted podrá presentar una demanda judicial contra la práctica tan pronto como reciba la concesión (incluso si se necesitan años para que salga). Difícilmente una empresa va a querer correr ese riesgo.
Ver en la íntegra
arrow_backward Leer más Material
Atención al Cliente 0800 724 6522
faleconosco@biolabfarma.com.br
Manténgase conectado