Nutrientes y paciencia son esenciales para el tratamiento de la caída del cabello

O Nortão | 17/11/2021
El estrés, la genética, los cambios hormonales, la anemia, el hipotiroidismo, las deficiencias nutricionales e incluso ciertos medicamentos se encuentran entre las causas más importantes de la caída de cabello, un problema que afecta al menos al 20 % de la población adulta. "Usted es el principal agente para comprobar si hay cambios en el patrón de la caída. Si comienza a molestarle, entonces es el momento adecuado para hablar con un especialista para buscar la causa del problema y el tratamiento más adecuado", dice el Dr. Daniel Fernandes Melo, dermatólogo y coordinador del Departamento de Cabello de la Sociedad Brasileña de Dermatología – Regional Río de Janeiro (SBD-RJ).

El Dr. Daniel Fernandes Melo se refiere, especialmente, a la caída del cabello no cicatricial, la ocurrencia más común, que puede revertirse después del final de la alteración del folículo, con el retorno del cabello en el área afectada. Sin embargo, si la ocurrencia es cicatricial, cuando hay un daño irreversible en el folículo, no es posible la vuelta del crecimiento del cabello.
Las caídas no cicatriciales son las más comunes. Entre ellas se encuentra el efluvio telógeno, que consiste en un aumento en la pérdida diaria de hebras capilares, resultado de una migración difusa y abrupta de las hebras a la fase de reposo del ciclo capilar (telógena). Entre otras razones, puede deberse a dietas restrictivas y cirugías (como la bariátrica y cesárea).

De acuerdo con el dermatólogo de la Sociedad Brasileña de Dermatología, determinados nutrientes están relacionados con el buen funcionamiento del ciclo capilar. Este es el caso del hierro, el zinc y las vitaminas D y B12. El cabello está formado por queratina. Los elementos que sirven como materia prima para la producción de este componente, como la cistina, también son importantes.

Esto explica por qué los tratamientos a menudo están vinculados a la suplementación de nutrientes y elementos que actúan en la construcción del cabello. Esta complementación es importante para la salud del cuerpo en su conjunto. "Por ejemplo, una mujer que pierde mucho hierro durante la menstruación y tiene alguna comorbilidad o historia clínica asociada que puede conducir a una anemia necesita suplementos específicos, diferente de aquella que tiene pérdida de otro nutriente. Por eso, antes del uso de cualquier medicamento, es necesario buscar el consejo de un médico especializado y con experiencia en problemas capilares, y que sea miembro de la Sociedad Brasileña de Dermatología".

Otro aspecto importante para las personas con esta condición es la paciencia. "El tratamiento capilar presentará resultados clínicamente visibles solo a partir del tercer a cuarto mes, en general. Sin embargo, puede tomar incluso más tiempo, según el estado clínico del paciente. Las interrupciones en el tratamiento afectan directamente el resultado. También vale la pena recordar que necesitamos cuidar el aspecto emocional para no tener reflejos en otras áreas del organismo", dice el Dr. Daniel Fernandes Melo.
 
Ver en la íntegra
arrow_backward Leer más Material
Atención al Cliente 0800 724 6522
faleconosco@biolabfarma.com.br
Manténgase conectado
Nós usamos cookies e outras tecnologias semelhantes para melhorar a sua experiência, personalizar publicidade e recomendar conteúdo de seu interesse. Ao navegar em nosso site, você está ciente de tal monitoramento. Para mais informações, consulte a nossa nova Política de Privacidade.