Vacuna contra esquistosomosis hecha en Brasil tendrá prueba definitiva en Senegal

Jornal Folha de S Paulo Online/SP | 06/09/2016
Pesquisidores de Brasil, de Senegal y de Francia están empezando una prueba definitiva de su vacuna contra la esquistosomosis, enfermedad causada por vermes que colocan en riesgo la salud de 200 millones de personas mundo afuera.

Cerca de 350 voluntarios que viven en regiones fuertemente afectadas por los parásitos deben recibir la inmunización, luego de una evaluación inicial que indicó que la vacuna es capaz de estimular al organismo a enfrentar a los invasores.

Para los científicos de Fiocruz (Fundação Oswaldo Cruz) en Rio de Janeiro, la llamada fase 2 de las pruebas clínicas de la vacuna, cuyo objetivo es probar su eficacia en un grupo relativamente grande de personas, tiene un sabor especial.

Hace 30 años que el principal ingrediente de la fórmula empezó a ser estudiado por ellos, y es la primera vez en el mundo que una vacuna contra un verme – y no contra un virus o una bacteria, como es usual – avanza tan lejos en el arduo proceso que antecede a la liberación comercial para uso en seres humanos.

“Durante mucho tiempo las personas creyeron que sería posible controlar ese tipo de enfermedad con anti-helmíntico [fármacos contra vermes]”, cuenta la doctora Miriam Tendler, del Laboratorio de Esquistosomosis Experimental del Instituto Oswaldo Cruz. “En los años 1960 y 1970, drogas fueron usadas en larga escala. El problema es que esos medicamentos solo hacen mantener el contingente de pacientes que necesitan de atención médica constante, porque la persona se trata, queda un tiempo sin la enfermedad y acaba infectándose otra vez”.

El objetivo de la vacuna es cortar esa dificultad por la raíz haciendo lo que las vacunas hacen de mejor: generando inmunidad contra el parásito antes inclusive que él entre en contacto con el organismo humano. Fue con ese propósito que ellos identificaron la proteína Sm14 (“Sm” es a sigla de Schistosoma mansoni, la especie de verme causador de la enfermedad que es prevalente en Brasil). Presente en la superficie del verme, ella sirve para que obtenga lípidos (moléculas de grasa) del hospedero humano.

La vacuna conteniendo la Sm14 hace con que el organismo de las personas vacunadas produzca anticuerpos (moléculas de defensa) que actúan específicamente contra la presencia del S. mansoni, así como células especializadas en proteger el cuerpo de la invasión, conforme revelaron pruebas con 20 voluntarios saludables reclutados en Rio de Janeiro.

Otro ingrediente importante de la vacuna es el adyuvante conocido como GLA, originalmente derivado de bacterias, que hace con que la reacción del sistema de defensa del organismo sea aún más robusta.


POLIVALENTE
A lo largo de décadas de pesquisa, el equipo de Fiocruz descubrió que la Sm14 es capaz de producir inmunidad para diversas especies de vermes que parasitan la región intestinal emparentada al S. mansoni.

Eso permitió que el descubrimiento también llevara a la creación de una vacuna para el ganado, hoy en fase avanzada de desarrollo, y a la posibilidad de probar la inmunización en Senegal, en regiones donde hay gran cantidad de casos de esquistosomosis, causados por dos especies diferentes de verme, el S. haematobium y el S. mansoni. Cada voluntario recibirá tres dosis de la vacuna, con intervalos de un mes entre cada una de ellas.

La prueba clínica en África, que debe empezar en la segunda quincena de septiembre de 2016, será hecha en conjunto con la ONG “Espoirpour La Santé” (“Esperanza para la Salud“, en francés) y el Instituto Pasteur de Lille, en Francia. “Ellos tenían una estructura muy buena para probar en campo una molécula de ellos, que acabó no funcionando. Pero la estructura quedó, teníamos un buen contacto con ellos, que se entusiasmaron para ayudarnos”, cuenta Miriam.

Fiocruz también está negociando la realización de otro brazo de la fase 2 en una región del Noreste, área del país en que todavía hay focos endémicos de la molestia (los nuevos casos en el país hoy son relativamente raros, llegando a poco menos de 30 mil el año pasado).

Otra alianza crucial envuelve la empresa Orygen Biotecnologia que participará de las etapas finales de desarrollo y de producción de la vacuna. “Nuestra intención es cambiar el rumbo del desarrollo de tecnologías contra las enfermedades parasitarias que hoy no son un gran mercado comercial, no despiertan un gran interés de la industria. Estamos intentando invertir esa lógica con un país endémico desarrollando esa tecnología para ayudar otros países endémicos“, resume Miriam.
 
Ver en la íntegra
arrow_backward Leer más Material
Atención al Cliente 0800 724 6522
faleconosco@biolabfarma.com.br
Manténgase conectado