Vómitos intensos en el embarazo necesitan de tratamiento

Diário do Nordeste | 07/11/2017
Fonte: dr. Antônio Cabral
Síntoma puede interferir en el nacimiento y desarrollo del bebé.

Durante la gestación, náuseas y vómitos en la mujer son considerados síntomas normales, tanto es que cerca del 80% de las gestantes presentan esos cuadros. “En el 85% de los casos, la resolución está en un simple cambio de hábitos, como evitar la ingestión de líquidos luego de despertar y excluir alimentos grasos, calientes y bebidas de la dieta”, explica Antonio Cabral, doctor en Obstetricia por Unifesp y Profesor titular de Obstetricia de la Facultad de Medicina de Universidade Federal de Minas Gerais (UFMG).

Cabral destaca que en el 1% de las mujeres embarazadas esos síntomas evolucionan para cuadros graves de náuseas y vómitos. "Es lo que denominamos Hiperémesis Gravídica (HG), problema serio que necesita ser tratado de manera adecuada. Las gestantes con Hiperémesis pueden tener pérdida acentuada de peso (más del 20% del peso pre-gestacional), deshidratación y alteraciones metabólicas, que llevan al empeoramiento del estado general y repercusiones importantes para la madre y para el feto, necesitando de internación hospitalaria”, explica.

Las mujeres que presentan cuadros de náuseas y vómitos considerados de moderado a grave, es decir, los síntomas son sentidos hasta diez veces al día, necesitan recibir medicamentos denominados antieméticos para aliviar los síntomas, evitar la deshidratación materna y alteraciones en el funcionamiento del organismo.

La necesidad de utilizar un medicamento, no obstante, genera otra preocupación en las futuras mamás, una vez que algunos de ellos pueden afectar el desarrollo de los bebés. “La seguridad de algunos antieméticos ya fue probada con éxito. De entre las drogas usadas en Brasil, la única que garantiza el no compromiso del neurodesarrollo del niño es el Ondansetrón, que puede ser usado en todos los niveles de náuseas y vómitos, conforme estudio de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA), un órgano del gobierno de Estados Unidos, creado en 1862, con la función de controlar los alimentos y medicamentos por medio de diversos test y pesquisas”, destaca el especialista.

Médico y paciente necesitan estar atentos para no correr riesgos innecesarios. Los vómitos intensos y no tratados pueden perjudicar al feto, generando atrasos en su madurez intelectual. Es necesario tratar esa condición, pero con toda seguridad. No debemos correr riesgos cuando el asunto es la salud de un bebé”, resalta Cabral.
Ver en la íntegra
arrow_backward Leer más Material
Atención al Cliente 0800 724 6522
faleconosco@biolabfarma.com.br
Manténgase conectado