Obtenga más información sobre la dermatitis atópica

Picazón excesiva, enrojecimiento y lesiones cutáneas son síntomas conocidos y recurrentes entre aquellos que tienen dermatitis atópica. Se trata de una enfermedad crónica, causada por el desequilibrio del sistema inmunológico, que da como resultado una respuesta inflamatoria exagerada y la ruptura de la barrera cutánea.

La dermatitis está presente en aproximadamente el 25 % de los niños. Sin embargo, los adultos también pueden sufrir la enfermedad: se estima que entre el 2 % y el 9 % padece la enfermedad, según la Sociedad Brasileña de Dermatología.
Las causas de la dermatitis atópica no están claras, sin embargo, el factor genético influye. En familias con antecedentes de alergias, como asma o rinitis, existe una mayor probabilidad de que aparezca el problema.

Aunque no es exclusivo de los niños, la dermatitis aparece en la primera infancia (desde el nacimiento hasta los 6 años). En este grupo etario, las opciones de tratamiento para minimizar los síntomas son escasas. Hay corticosteroides, sin embargo, no se pueden usar durante un largo período de tiempo.

Por lo tanto, es necesario hablar con el pediatra, ya que el nivel de toxicidad en la mayoría de los medicamentos (como los corticosteroides) es demasiado alto para exponer al niño. Existen opciones adecuadas y seguras, principalmente productos a base de Pimecrolimus, que se pueden usar a partir de los tres meses de vida.

Los medicamentos con el principio activo Pimecrolimus también están indicados para pacientes adultos, lo que ayuda a reducir las crisis de dermatitis.

La dermatitis atópica tiene una mayor recurrencia en el rostro y en las articulaciones del cuerpo, lo que puede influir en las relaciones sociales de los pacientes. Por lo tanto, es necesario tener cuidado. La palabra clave es controlarse.
05 | febrero | 2020
arrow_backward Leer más Material
Atención al Cliente 0800 724 6522
faleconosco@biolabfarma.com.br
Manténgase conectado